Licenciado en Arenero

  • El título no es original mío, pero es tan original, me llenó de tanta emoción,  y me sacó tantas sonrisas mientras lo ví, que me voy a permitir abusar del autor, colocándolo como título de este post. Por supuesto, al final vendrán todos los créditos del caso para que vean el video original.

    Bueno, de qué se trata? Hace poco vi este vídeo. Me causó un impacto tremendo. NO se los voy a contar, tendrán que verlo todo y estoy seguro que al final me darán la razón, y lo van a disfrutar y a gozar profundamente.

    Sin embargo, sí les voy a dejar aquí el mensaje: A través de la sencillez y simplicidad con que los niños ven la vida, podemos aprender gran sabiduría.

    Me pregunto: por qué nos empeñamos en hacernos la vida cada vez más compleja?  POr qué nos llenamos de envidias, de intereses, de cansancio y estres inagotables?

    Qué nos pasó, que ya no disfrutamos de las cosas más simples, como un juego, un caminar descalzos sobre la tierra húmeda en una fría mañana, un aspirar el perfume de una flor, o regalarle una amplia y sincera sonrisa a la persona que primero nos encontremos en la mañana, al salir de nuestra casa hacia las labores cotidianas.

    POr qué nos empeñamos en no gozar? no disfrutar? no soñar? Se nos olvidó que cuando éramos niños, corríamos entre la lluvia, nos metíamos en los pantanos, sonreíamos por todo, corriamos a darle un abrazo y una sonrisa enorme a nuestro papá cuando regresaba por la noche del trabajo.

    Abrazábamos sin ningún esfuerzo, sonreíamos como el que más, nos peleábamos con nuestro mejor amigo, y a los 3 minutos estábamos de vuelta con él, corriendo de nuevo, buscando el pantano más proximo para embaduznarnos y regresar a casa  convertidos en unos “monstruos del pantano”, para asustar a nuestra mamá.

    Qué nos pasó?

    Pero saben? la mejor noticia es que podemos volver a hacerlo. Es sencillo. Basta DECIDIRLO. Despojémosnos de ese “cartón” que hemos ido adquiriendo a lo largo de nuestra vida, que nos vuelve duros, insensibles, que nos impide gozar, reir, llorar, que nos impide ser niños. HAGÁMOSLO, JUNTOS DE NUEVO, A LA VOZ DE TRES: 1, 2 y 3……..

    Tu amigo, JUANK

    *Déjame tus comentarios de niño….

    *- Licenciado en Arenero es la segunda frase de la canción (video) MI TESIS PREESCOLAR, del señor Guillermo Echeverria.  Te invito con todo entusiasmo a que vayas a oirla completa, te la goces y de paso aproveches conmigo para despojarnos  auque sea un poquito del cartón de adultos que hemos ido cumulando a lo largo de la vida.

Leave a Reply!

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *